“¿Por qué querrías leer esta m#~&a si tuvieras la opción de leer el género que prefieras, sea terror, misterio, espionaje o golf?"

Chuck Dixon, creador de Bane, el gigante de Santa Prisca, es un guionista mayormente asociado al hombre murciélago y estuvo a cargo de la serie regular, de Batgirl Year 1, Birds of Prey, Robin Year 1 y Nightwing. En Marvel dejo su marca en Conan en las series The Savage y The Usurper y de Punisher en su serie regular, War Journal y War Zone. Su paso por otras editoriales como CrossGen, Dark Horse (Aliens) Eclipse (Tales of Terror), en Wildstorm , hasta en los comics de Los Simpsons y un paso por Italia en el western Tex. Todo este bagaje le dan un conocimiento más que completo de cómo funciona la industria del comic en occidente.

No es nuevo para una gran parte de ejecutivos, fans y autores del comic, que el Manga tiene una aceptación y un nivel de ventas muy superior los últimos años. Hace unos días se le preguntó en su canal de Youtube Ask Chuck Dixon por que él pensaba que esto estaba pasando. Dixon tiene muy claras esas razones:

"No es demasiado difícil de entender, de verdad. Hay mucha dedicación, pasión y habilidad en los mangas. Y eso falta casi por completo, en los Dos Grandes (DC y Marvel)."
Dixon sentencia que, aunque Marvel y DC siguen de líderes, no hay variedad, nada diferente"

"Lo que está disponible ahora, para los Dos Grandes está en su mayor parte, mal elaborado. Hay algunas excepciones, pero en su mayor parte, mal diseñado, mal concebido, hay una agenda política obvia para todo y no hay variedad".

"No es difícil de ver. La obra de arte es atractiva, es diferente, es interesante, es atrapante, es variado. Así que hay muchas razones para que prefiera el manga"

Dixon es duro con el comic Norteamericano: "...Pero aquí, ¿Qué obtenemos? Tenemos superhéroes o superhéroes mal hechos. Realmente no hay nada más en las empresas principales. Son superhéroes, superhéroes, superhéroes. Y todos avatares de la agenda política de los escritores. Y son un poco aburridos. No están particularmente bien dibujados. No están particularmente bien realizados"

Y enfatiza en sus declaraciones que la industria de EEUU prefiere quejarse, en lugar de aprender del éxito de la competencia: Afirma que no se pone atención ni a las historias ni al arte, que el comic americano necesita experimentar, ya sea con las tramas, con el formato físico, o cambiar la periodicidad. Pero sobre todo dejar de victimizarse, que eso no traerá nuevos seguidores:

"Es una situación triste. Pero todos lo vieron venir (...) mis hijos conocen a niños que leen manga, pero no conocen a nadie que lea cómics..."

Fuentes:
Ask Chuck Dixon
somoskudasai.com
Bounding into comics